Economía de la Sustentabilidad y Pensamiento Liberal… Un negocio fenomenal.

By Fabian Calcagno y Rodolfo Carretero

Este es solo un pequeñísimo ejemplo de un amplio muestrario que nos proponemos analizar en próximos post

Qué pasaría si el estado le cambiara a la gente lámparas incandescentes por lámparas bajo consumo sin costo?

Por cada millón de lámparas cambiadas, el estado debería hacer, por única vez, un desembolso de (16.000.000 de dólares) correspondientes a 1.000.000 de lámparas multiplicadas por un costo de 16 dólares cada una, con lo cual, estaría generando del otro lado del mostrador un negocio de 16.000.000 de dólares para fabricantes, proveedores y cadena de distribución.

Instantáneamente y en sentido contrario, por el otro bolsillo, el estado estaría recibiendo el 21% de dicho monto en concepto de IVA y un poco mas tarde, algo más de dinero en concepto de impuesto a las ganancias… digamos unos 3.500.000 Dólares para redondear

Este intercambio gratuito de lámparas incandescentes por Led , estaría generando además, un ahorro anual de energía para los usuarios equivalente a 23.000.000 de dólares proveniente de un menor consumo de energía calculado en 116.000.000 kw a 0,07 dólares / kilowatt y que traería aparejado en forma automática el correspondiente ahorro del subsidio del 40% sobre esta energía no gastada. Es decir, otros 9.200.000 Dólaresque el estado se ahorra.

Gracias a que las lámparas led tienen una mayor duración que las incandescentes, comienzan a jugar a favor del usuario, dos ítems más, y no menos importantes. Un menor costo proveniente de la menor cantidad de lámparas de reemplazo que hay que comprar por año, y la correspondiente merma en el costo de mano de obra para reemplazar menos lámparas y que terminan sumando la nada despreciable suma de U$s 9.340.000 de dólares mas a favor del usuario.

Si bien pareciera que el estado termina invirtiendo 16.000.000 y recuperando solo 12.700.000, aún falta contabilizar un concepto que equilibra esta situación olgadamente y es el hecho de que este menor consumo implica no tener que invertir para generar nuevas fuentes de generación eléctrica debido a que se esta equilibrando el ecosistema a partir del consumo en lugar de hacerlo desde la generación

Pero esto no es todo… Los 9.200.000 dólares que el estado se ahorra en subsidios por el menor consumo, es un valor anual.. Y si además, incorporamos en el análisis, los resultados económicos de los usuarios, cuyos economías también son anuales, a un plazo de solo 5 años, nos encontramos como resultado un fabuloso negocio con una fenomenal rentabilidad sobre la inversión que incomprensiblemente se esta dejando pasar. (Ver Tabla)

Ningún efecto económico puede ser interpretado aislado de los impactos en el resto del sistema. El estado percibiría menos impuestos también, por el menor consumo y por la menor actividad, pero en una economia cómo la nuestra, ese sobrante de dinero ahorrado iría obvio a otros consumos lo que daría misma recaudación. Los países van a dejar de medir el bienestar a partir del crecimiento. La eficiencia tambien saca gente de la pobreza

info@millerco.com.ar whatsapp +54 911 5344 3556

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *